jueves, agosto 11Novedades sobre Comunicación, Marketing Digital y Política

Panamá recuperó a un joven de “algunos traumas que tenía cuando vivía” en Venezuela

«Vivir en Panamá es un tema de estrategia» es una frase con la que termina un documento para los venezolanos que se quieren mudar al país «que une al mundo». El contenido, publicado en ComoVivirEnPanama.com, detalla las costumbres de los panameños y cómo se mueve su país con relación a Venezuela. Es decir, es la señal de tránsito que deberías leer si estás interesado en cruzar la calle.

Este mes, Panamá fue sede de la VII Cumbre de las Américas y durante abril se habló mucho de Venezuela allí, pero el contexto lo otorgará la historia del joven venezolano, César Martínez, quien contó para #EPDK la vivencia de los criollos que emigraron de su país. De hecho, los venezolanos son noticia en Panamá por ser, en más de una década, los ciudadanos que obtuvieron más permisos de residencia en Panamá, durante los primeros tres meses del presente año, según el Sistema Nacional de Migración.

De tres mil 851 permisos emitidos, mil 419 fueron para ciudadanos venezolanos, es decir, 37% de la cifra total, en las modalidades: extranjero profesional, inversionista y doble nacionalidad. Después de Venezuela, los ciudadanos de Colombia (576), España (309), Italia (244) y República Dominicana (178), fueron los que recibieron más permisos de residencia.

El diario Panamá América publicó que la población venezolana en Panamá ha aumentando en los últimos meses «como consecuencia de la crisis política y económica que se vive en el país» y estimó que estén 50.000 venezolanos, de un total de casi cuatro millones de panameños en todo el país.

“Me fui el 09 de julio del 2014. Sin cupo. Para ese entonces no estaban avalando cupos Cadivi a viajeros con destino a Panamá. Así que me fui con dinero ahorrado”, fue la primera pregunta que respondió el veinteañero, César Martínez, a un cuestionario de preguntas sobre su nueva vida en Panamá.

Martínez vivía en el estado Bolívar (Puerto Ordaz) y aunque ocasionalmente visitaba Puerto La Cruz, su lugar de residencia nunca lo vio en Anzoátegui sino en Ciudad de Panamá. Su elección fue inmediata, no tuvo opciones ni se lo pensó mucho. César tiene familia allá y recibió apoyo a la hora de despegar desde el aeropuerto internacional Simón Bolívar. “No estaba en mis planes emigrar a un país sin tener un techo al que llegar”, explicó.

A pesar de corta edad, Martínez tiene una visión muy clara de su futuro. Él quiere una vida mejor a la que tenía en Venezuela. “Tengo metas y visiones que no veía posibles allí”, dijo con relación a lo que lo rodeaba viviendo en Puerto Ordaz. La inseguridad, el debastecimiento y la corrupción, fueron tres factores que lo tenían cansado y aunque critica al actual presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, por no hacer “prácticamente nada”, pero rescata que en el país donde Varela gobierna pueda sacar el teléfono en la calle sin problemas.

Panamá
Un joven venezolano de 20 años había “olvidado lo que era usar un teléfono en la calle”. Ahora se encuentra en Panamá forjando un nuevo futuro sin su familia y amigos / Foto: Referencia

El bachiller emprendió su viaje solo, dejando a sus familiares y amigos, para conocer a unos ciudadanos “agradables” en su mayoría. Contó que los panameños se interesaron en su salida del país y le preguntaban si se le había hecho difícil salir, por cuánto tiempo estaría en Panamá y hasta le dieron la bienvenida por más de cuatro meses.

Su opinión sobre emigrar, va sin filtro. Asegura que “vale la pena emigrar a donde sea”, pero se para, para decir que “Panamá se ha vuelto muy difícil para tramitar la documentación. Antes estaba la facilidad de permanecer un año y participar en el Crisol de Razas, donde básicamente vendían la residencia panameña y el permiso para laborar a un costo menor de $2000”, pero ahora no está disponible.

Martínez ya tiene más de nueve meses residenciado en Panamá y ahora cuenta con un trabajo en un restaurante que le genera más de $500 mensuales, sueldo que le sirve para alquilar su lugar de residencia al este de Panamá ($130) y hacer mercado ($110), pero basándose en lo que podría ganar en Venezuela, afirma que sería “imposible” mantenerse solo. “Así que por supuesto que es más económico todo”, expresó.

Sobre la seguridad, uno de los factores que le hizo emigrar del país, por no tenerla, dijo que “es excelente”. Confesó que ya no tiene miedo de caminar por las calles de la ciudad y “escuchar una moto pasar por mi lado y sentir el miedo de que me atracarán o me matarán”. Sentenció con gran tristeza que “gracias a esta ciudad me he recuperado de algunos traumas que tenía cuando vivía en Venezuela”.

“En Venezuela criticaba no poder usar el autobús con tranquilidad. Aquí es casi imposible que te roben en uno. No poder sentirme seguro frente a los policías, no poder tomar un taxi sin tener que rezar antes por si el taxista se ponía sospechoso”, han sido algunas de las cosas que ha olvidado y festeja desde que se mudó a Panamá. “Acá los taxis son de color amarillo, la gente los identifica así, no con calcomanías como en Venezuela”, criticó.

Recomendó a quienes quieran irse a Panamá que tome en cuenta lo difícil que es conseguir trabajo allí. El documento de ¿Cómo vivir en Panamá como Venezolano? invita a los venezolanos que quieran emigrar que llegan a Ciudad de Panamá con varias entrevistas a las cuales asistir, debido a la poca cantidad de empleo que existe en el país centroamericano.

También agregó que si pueden llegar a Panamá con una base de $3000 sería ideal para poder mantenerse varias semanas sin un sueldo fijo. De su entorno, extraña a su familia y amigos, y sobre la posibilidad de retornar a Venezuela, respondió que no tiene planes de volver, aunque una visita podría alegrar pronto a su familia.

En la red

Otra persona que contó en la red su experiencia al mudarse a Panamá es Pamela Velásquez, quien a través de su canal de Youtube, creó dos materiales sobre los documentos y requisitos necesarios para salir del país. Asegura que muchas personas «compran el pasaje y se van». Por eso, si eres profesional y quieres mudarte a Panamá, Velásquez te recomienda que se lleven su título universitario, registrado con el sello de la Haya, los antecedentes penales certificados, el pasaporte con dos años de vigencia y al llegar al país, emitan un certificado médico avalado por un médico panameño.

https://www.youtube.com/watch?v=OinGsagM0fo

Velásquez, quien se dedica al fashion blogger, dice que conseguir la Visa de residencia en Panamá es más fácil que en Irlanda, donde vivió por algún tiempo. Explicó que si tienes un título universitario y estás dentro de la lista que tiene el Gobierno con las carreras que considera primordiales, facilita su acceso a la residencia permanente.

Sobre el dinero, la joven venezolana dice que necesitarás cuatro o cinco mil dólares para tramitar la Visa profesional. «Emigrar no es una decisión fácil, necesitas dinero y tiempo. No puedes emigrar en un mes, necesitas planificarte (…) Muchas personas salen de Venezuela y se van a países donde el permiso de residencia es muy difícil de lograr», dijo Velásquez con la intención de que investiguen cómo se mueve el país que le pica el ojo para luego emigrar.

Pero en la segunda parte de: Emigrar de Venezuela, Velásquez detalló los costos que suele tener un venezolano cuando se muda a Panamá. Apuntó que el alquiler de apartamentos oscila entre $500 y $2500 y el mercado, para una persona mensual, entre $150 y $250, dependiendo del supermercado de su preferencia.

https://www.youtube.com/watch?v=PsT3IZTM4Xw

Sobre el transporte, comentó que un taxi podría cobrar entre 1 y 2 dólares, el ticket del metro: $0.25 y la gasolina entre: 0,70 y 1 dólar. Lo más costo, a su juicio, son los servicios públicos, pues la electricidad podría llegar a $60, utilizando el aire acondicionado por ocho horas, no por todo el día, y el agua en $10, precios que comparados con el de Venezuela son absolutamente costosos.

La comida en la calle es barata. Un combo del día en una cadena de comida internacional podría costar $2 y un plato de comida tradicional $6, mientras que las citas médicas: $60 y medicinas: $40.

El costo del internet móvil oscila entre 15 y 20 dólares mensuales y el de casa en $25 por un servicio de 3GB.

Al final del vídeo, la venezolana recomienda no hacer gastos que no sean prioridad y a pesar de que estos dos materiales no forman parte de su fuerte, Velásquez cumplió la petición de sus seguidores para conocer la perspectiva que tiene sobre Panamá desde que se mudó, pues su material es exclusivo sobre belleza y va dirigido principalmente para mujeres. Nota publicada en la cuarta edición de #EPDK.

Comments are closed.