Como en todos los países del mundo, los costos por trabajos en la capital y en el interior de una nación son diferentes, a pesar de que existan contradicciones en cuanto a talento y calidad. Un ejemplo claro es el de los diseñadores gráficos en Venezuela, pues si vives en Caracas o en las principales urbes como Valencia o Maracaibo, el costo por tu trabajo valdrá más que el de algún profesional en estados como Anzoátegui, Sucre o Bolívar.

Es por eso que contacté a Eduardo Calderón, un diseñador gráfico residenciado en la zona norte de Anzoátegui, quien destaca que las empresas que no están en la capital, por lo general, tienen un presupuesto limitado y esto se ve reflejado en los servicios que lleguen a requerir.

Muestra de los trabajos realizados por Eduardo Calderón
Muestra de los trabajos realizados por Eduardo Calderón – @theeduardooc (Instagram)

“No digo que ocurra todo el tiempo, pero la mayoría siempre busca la manera de salvar su bolsillo pagando una cantidad mínima por un ´diseño de logo´ que a simple vista se ve sencillo pero que la gente no sabe que eso amerita tiempo, análisis, conceptualización, desarrollo y producto final”, dijo Calderón.

La mayoría de los clientes, según Eduardo, siempre consideran que el pago a invertir siempre es más y se excede de lo que pueden, por lo que prefieren crear cualquier logo en herramientas no recomendadas, desconociendo los problemas que luego podría generar cuando realmente desee crear una imagen profesional. Sin embargo, trae a colación que hay clientes que sí entienden el valor del trabajo que realizan y ahí es cuando un diseñador debe aprovechar para enamorarlo con su talento.

¿Qué problema puedo generar si hago un logo poco profesional?

Probablemente no llames la atención del público al que quieras llegar y si mágicamente sucede todo lo contrario, pues ocasionará un grave choque para la empresa, pues lo que cosechó con su primera identidad se irá a la basura por realizar un cambio brusco y no seguir con un plan de procedimiento adecuado desde el inicio.

Pero siguiendo con la historia de Eduardo, él expresa que su trabajo se resume en una sonrisa satisfactoria del cliente luego de realizar la orden que le pidan. “Diseñar no es hacer una manzana… Es diseñar una manzana  atractiva y apetitosa”, agregó como ejemplo.

ACTUALIDAD

Debido a la crisis que arropa actualmente a Venezuela, Eduardo, como muchos otros, ha dedicado mucho tiempo a la computadora y a sus equipos electrónicos para ser diseñador freelance. “No es difícil pero tampoco tan fácil, debes organizarte en los tiempos y siempre captar los clientes que de verdad sean rentables para tu bolsillo”.

¿Es rentable ser diseñador gráfico en Venezuela?

E.C: El trabajo de un diseñador gráfico es rentable en la medida que tú lo hagas rentable. Si eres freelance, tienes que salir a buscar clientes todos los días, es la norma. De igual forma, hay que saber que trabajos son rentables y cuáles no, porque los tiempos de diseño y entrega son sumamente importantes. No es diseñar por diseñar y cobrar.

Clientes con los que ha trabajado Eduardo Calderón - @theeduardoc (Instagram)
Clientes con los que ha trabajado Eduardo Calderón – @theeduardoc (Instagram)

¿Qué consejo le das a la nueva generaciones de diseñadores en Venezuela?

E.C: Usen la intuición y la empatía a la hora de diseñar. Analicen cada gesto y cada palabra de sus cliente y esos los ayudará a desarrollar un buen producto. Si quieren tener una carrera rentable, sean organizados, establezcan pautas de trabajos y tiempos de entrega y sobretodo, practiquen diariamente. Todo esto es pan comido.

PD: Consejos extras a la hora de cobrar por tu trabajo. Toma en cuenta lo siguiente: el tiempo que gastarás, los estudios y la profesionalización que poseas, gastos extras y sobre todo, estudia bien los precios que tiene la competencia -la que esté cerca de ti-.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *